Puente de los nenúfares, Monet

ASPECTOS QUE DEFINEN AL MODERNISMO

El modernismo no fue un movimiento que reaccionó contra el anterior, ya que no está contra el romanticismo per se sino contra la falta de imaginación. Más aún, está en contra de la personalidad provinciana, pueblerina, de la cultura hispanoamericana, a la que oponían el cosmopolitismo de las grandes ciudades europeas, en particular de París. Así pues, muchos elemento del romanticismo, y de otros movimientos literarios anteriores encontrarán eco entre los modernistas, de hecho es difícil encontrar una división entre los últimos románticos y la primera generación modernistas.

El movimiento modernista obedeció a diversas tendencias del período posromántico, en particular se entronizó el culto a la forma: este es el principal elemento diferenciador con el romanticismo. Este culto a la forma lo retomó, en principio, del Parnasianismo.

El  modernismo rechaza las normas y las formas que no se avinieran con sus tendencias renovadoras. Su objetivo era hacer la guerra a la frase hecha, al cliché de forma y de idea. Valga un ejemplo: uno de esos lugares comunes era aludir al crepúsculo con palabras como estas: “El astro rey se ocultaba en el horizonte” o reutilizaban terminologías neoclásicas repetidas ya hasta la saciedad como: “El rubicundo Febo se hunde en el ocaso”. Rubén Darío, con sencillez pero con innovación dice: “las cúpulas doradas, reciben la caricia pálida del sol moribundo”. El contraste entre esos dos modos de expresión basta para dar idea de lo que significa el movimiento modernista.

Modernista era todo el que volvía la espalda a los viejos cánones y a la vulgaridad de la expresión. En lo demás, cada cual podía actuar con plena independencia. Esto hace que se consideren poetas modernistas a autores, estéticamente, tan distante como Martí y Nájera.

        En el modernismo encontramos el eco de todas las tendencias literarias que predominaron en Francia a lo largo del siglo XIX: el parnasianismo, el simbolismo, el realismo, el naturalismo, el impresionismo y el romanticismo.  De los románticos españoles hay también huellas dispersas en el modernismo, aún de José Zorrilla, cuya poesía hueca y sonora tenía arrullos melódicos de gusto oriental.  Resumiendo, el modernismo se configuró, principalmente, con elementos propios de: 

 El Parnasianismo

El Simbolismo

El mejor romanticismo

El realismo y el naturalismo

El barroco español

El impresionismo

 

ALGUNOS TÓPICOS MODERNISTAS

        El modernismo, como todas las escuelas literarias, cultivó determinados tópicos que le permitieron, entre otras cosas, darle una identidad y una homogeneidad, frente a la dispersión o la confusión con otras tendencias literarias. Son los tópicos la parte más difundida y la más agotada de esta y de toda escuela literaria. Los tópicos funcionan como elementos retóricos y de troquel, en el buen y en el mal sentido de ambas palabras. Fue una retórica nueva que sorprendió por  ser inusual, pero que con el desgaste se convirtió en facilismo y en frase hecha, entre otras cosas. Evidenció, también, el vacío al que se pude llegar abusando de ella. Es también un troquel porque le permitió al movimiento tener unas señas de identidad propias e inconfundibles, pero con el desgaste fue como la marca de fuego del esclavo. Terribles palabras las que acabo de decir pero no están carentes de verdad, si no que lo digan las canciones modernistas de Agustín Lara que hablan, por ejemplo, de las mujeres alabastrinas, cuando el modernismo tenía más de cincuenta años de haberse agotado.

Son los tópicos modernistas lo que más se difunde del movimiento, a lo que más se hace referencia en los cursos elementales de literatura, pero por desgracia se queda en la superficie del hecho y no se trata de ir a fondo. Se dice del azul y se queda sólo en eso, se mencionan o se señala cómo el cisne aparece constantemente pero no se ve más allá; en fin, que esa superficialidad en la explicación ha contribuido al agotamiento y al descrédito. No obstante ser esta la “cuerda floja” de la explicación de lo que es y lo que no es el modernismo, creemos necesario revisarlas y explicarlas un poco, para tratar de contribuir con ello a un mejor conocimiento del movimiento.

El cisne

El  Esplín

La evasión

El dandismo

El color azul 

La comedia del arte

         La búsqueda de la perfección

 

Regresar a la hoja anterior               Continúa en la hoja siguiente